miércoles, 9 de julio de 2014

La Escuela Taller de El Hadji


El-Hadji era un nombre de un destinatario de una remesa mensual, porque durante los años que estudiaron los sobrinos en Somone, él fue el administrador para que el dinero fuera bien invertido en alojamiento, comida y formación.


Ahora, en persona, muestra una expresión bondadosa que nos recuerda a la del médico de Testayé.

Su Escuela Taller ha crecido mucho. Ha sabido adaptar la artesanía senegalesa y el buen trabajo a la demanda de los numerosos europeos que veranean en Somone, en casas y hoteles.










Nos cuenta que tiene 39 años, estudió hasta los 15 y después estuvo diez años aprendiendo el oficio (el tiempo que él considera necesario para estar bien cualificado),y luego, poco a poco, fue trabajando.
Es de esas personas que sientes que se merecen lo bueno que la vida le ha dado

No hay comentarios:

Publicar un comentario